Category Archives: iPad

Auto Added by WPeMatico

Opinion: WWDC2018 de Apple

Ayer empezó la WWDC2018 de Apple, es la conferencia de desarrolladores de Apple donde presentaron las principales novedades de sus sistemas operativos para las diferentes plataformas;

  • Mac : Su próxima version se llamara Mojave.
  • iOS para iPhone e iPads
  • watchOS para el iWatch
  • AppleTV OS para el Apple TV

Como vemos un ecosistema muy completo y un mensaje, NO va a ver fusion de Mac con iOS.

De las funcionalidades mas llamativas es la evolución del ARKit y la demo que hicieron con Lego.

La salud, la seguridad, la educacion y refinar lo ya existente, según mi opinion fue lo mas relevante del evento, siempre muy cuidado y que se pudo seguir via streaming a través de la web de Apple.

Para el sector mas profesional otra de las partes que me llamo la atención, aunque ya lo conocía, es la incorporación de GPU´s externas y como Apple lo incorpora de manera “oficial”.

Para mi los productos Apple tienen un “problema”, el precio. Aunque el nuevo iPad de 2018 se ha situado en un punto alcanzable, los Mac se disparan, sobre todo teniendo equipos con Windows10 a precios muy competitivos y cuya brecha en rendimiento y fiabilidad con Mac se ha reducido.  Aun así es uno de los fabricantes con mas innovación y por eso siempre hay que estar pendiente de lo que presentan.

Antonio Sanchez

 

Powered by WPeMatico

Apple: la historia se repite… una vez más

Tablet market 4Q14Un par de gráficas con datos de IDC publicadas hoy dejan claro que Apple, la compañía más valiosa del mundo, sigue un patrón absolutamente repetitivo: sus productos redefinen mercados, obtienen un enorme éxito inicial, y posteriormente ven como esos mercados que revolucionaron son capturados por otros competidores.

La gráfica que ilustra esta entrada ofrece una perspectiva clara del desarrollo del mercado del tablet desde el año del lanzamiento del iPad, 2010, hasta el último trimestre de 2014. El del tablet era un mercado prácticamente testimonial antes del lanzamiento del iPad: muy pocos modelos de muy pocos fabricantes, y con muy escasa popularidad. Tras el lanzamiento del iPad, Apple ha sido capaz de vender más de doscientos millones de unidades, pero con una evolución tan clara como la que refleja la gráfica: completamente descendente, únicamente alterada con los picos correspondientes a cada nuevo lanzamiento. Ahora, tras cuatro generaciones de iPad, tres de iPad Mini y dos de iPad Air, la cuota de mercado global de Apple en el mercado del tablet está ya por debajo del 30%.

La segunda gráfica, igualmente con datos de IDC, muestra la evolución del mercado smartphone desde el año 2010 para convertirse en un absoluto duopolio tras la práctica desaparición de competidores como BlackBerry o Windows Phone, pero un duopolio enormemente desequilibrado en el que el iOS de Apple posee únicamente un 14,8% a nivel global, frente a un 81.5% de Android. Un mercado, el del smartphone, que Apple redefinió completamente con el lanzamiento del iPhone en 2007, pero que de nuevo, ha evolucionado hacia un dominio de otros competidores.

En la práctica, hablamos del mismo fenómeno que Apple vivió con el lanzamiento del ordenador personal en los años 80: el Macintosh fue un éxito fantástico que prácticamente redefinió el concepto de ordenador personal, pero que fue posteriormente barrido por un sistema en el que múltiples fabricantes desarrollaban productos en torno a un sistema abierto. Exactamente lo mismo que ha vuelto a ocurrir con el mercado smartphone y tablet con el desarrollo de Android. Sí, Apple consigue mantener un margen mucho más elevado que la gran mayoría de sus competidores y ganar dinero donde muchos otros lo pierden, pero la estrategia de tener que estar buscando constantemente mercados que reinventar para que, tras unos pocos años, otros los dominen y la cuota de mercado de la compañía se convierta en testimonial supone un coste muy elevado, por mucho que obligue a la compañía a permanecer en un estado de constante reinvención.

La definición de la innovación en Apple es compleja: por un lado, no inventa nada, todas las ideas las toma de modelos ya desarrollados anteriormente. Pero por otro, se ha convertido en la compañía capaz de redefinir los estándares de un producto y de convertirse en la referencia que todos intentan imitar. Que esa capacidad termine convirtiéndose, poco tiempo después, en un dominio de esos mercados redefinidos por parte de otros competidores que cabalgan en definiciones más abiertas de esos mismos estándares que la propia Apple redefinió es un desenlace poco vistoso, que revela una carencia a la hora de entender los procesos de innovación colectiva. Pero por otro lado, es un problema relativo cuando la compañía que lo sufre es precisamente aquella cuyo valor no ha parado de crecer a lo largo de los últimos diez años hasta elevarse por encima de los 750.000 millones de dólares y convertirla en la empresa más valiosa del mundo…


Powered by WPeMatico

Tecnología, educación… y España

Escuela españolaUn reportaje en Financial Times, Google overtakes Apple in the US classroom, proporciona algunas cifras y datos interesantes sobre la evolución de la tecnología en las escuelas norteamericanas: durante el tercer trimestre, según datos de IDC, Google facturó 715.000 Chromebooks al mercado educativo, frente a un total de 702.000 iPads. Es el primer trimestre en el que Google supera a Apple en este mercado.

Las cifras, aún interpretándolas con precaución por el porcentaje que suponen en el contexto de un mercado como el de la educación en los Estados Unidos, reflejan claramente una tendencia progresiva e imparable hacia la integración de la tecnología en el aula. La discusión en las escuelas norteamericanas se centra en cuestiones como la idoneidad de unos u otros dispositivos de cara al trabajo de los alumnos: mientras las tablets se ven más como un dispositivo de acceso a contenidos, básicamente una forma de acceder a libros electrónicos o a páginas web, el Chromebook, que puede obtenerse en niveles de precio que comienzan en los doscientos dólares, se ve como una solución más completa, cuya necesidad resulta más obvia a medida que el alumno crece, y que facilita una relación con el contenido más bidireccional, en la que tiende a darse más protagonismo a la creación.

Mientras, en España, nos dedicamos a crear leyes para prohibir el uso del smartphone en las aulas, con el supuesto fin de evitar el enfrentamiento entre alumnos y educadores. En lugar de tratar de buscar el encaje de un dispositivo como el smartphone dentro del proceso educativo, de integrarlo como plataforma de computación ubicua que es, tratamos de cerrarle las puertas del aula, de excluirlo, de convertir la educación en un entorno hostil en el que los niños se ven obligados a retrotraerse a tiempos que ni siquiera vivieron. En una sociedad completamente conectada, las aulas pretenden mantenerse como un entorno completamente desconectado.

Mientras en otros países tratan de modificar los procesos educativos para conseguir que sirvan para socializar a los niños en el entorno tecnológico que les ha tocado vivir, se dotan las aulas con tablets y portátiles para convertirlos en vehículos de conocimiento, o incluso se diseñan cambios para conseguir integrar la tecnología como una parte fundamental del curriculum, en España la dirección del progreso es… prohibir dispositivos, porque no se es capaz de pensar en cómo integrarlos de manera positiva. Está claro: es mucho más fácil prohibir que pensar.

Powered by WPeMatico