All posts by amsanchez

Disfrutar del transporte público de forma gratuita es posible, y Estonia es la prueba

tallin

Hace cinco años los ciudadanos de Tallín, Estonia, fueron llamados a referéndum para determinar si el transporte público debería ser gratuito. Desde el 1 de enero de 2016 sus 446.055 habitantes no pagan por subirse al autobús o al tranvía: una tarjeta verde les da vía libre.

En España se aplica un 10 % de IVA a los billetes de autobús, metro y cercanías. Es decir, el transporte no es un bien básico sino un servicio casi de lujo, pues tributa como la hostelería o los espectáculos deportivos.

Continue reading Disfrutar del transporte público de forma gratuita es posible, y Estonia es la prueba

El Hummer H1 no está muerto del todo: aquí lo tienes convertido en algo todavía más bestia

Mil-Spec Hummer H1

Aunque probablemente sea uno de los todoterrenos más conocidos del mundo, principalmente por estar basado en un famoso vehículo militar, el Hummer H1 es también un coche con una gran legión de detractores, por diversos motivos: incómodo, falto de potencia, demasiado grande, interior pobre…

El primer Hummer (H1, porque después llegaron H2 y H3) para uso civil fue fabricado por la compañía AM General entre 1992 y 2006, aunque la versión militar siguió en producción. Ahora, la firma Mil-Spec Automotive ha decidido meter mano al H1 y mejorar algunos de sus puntos flacos.

Continue reading El Hummer H1 no está muerto del todo: aquí lo tienes convertido en algo todavía más bestia

Otros 60.000 Porsche afectados por el Dieselgate: el Macan y el Cayenne, a revisión

Porsche Macan

La sombra del Dieselgate es alargada. Si hace unos días saltaba la liebre por irregularidades con los Audi A6 y A7 equipados con el V6 TDI, ahora son los SUV de Porsche los que están en el punto de mira. La Oficina Federal para Vehículos a Motor (KBA) alemana ha instado a la marca de Stuttgart a retirar casi 60.000 modelos, entre Porsche Macan y Porsche Cayenne, al ser detectado un software ilegal de reducción de emisiones. Es el cuento de nunca acabar.

Continue reading Otros 60.000 Porsche afectados por el Dieselgate: el Macan y el Cayenne, a revisión

Ecosistemas colaterales: cazando pájaros

Bird scooterAlgunos artículos recientes describen el ecosistema económico que ha surgido en torno a la carga de los miles de patinetes eléctricos que han proliferado en las calles de muchas ciudades norteamericanas, sobre todo derivados de las prácticas de Bird, la compañía dirigida por el ex-Uber Travis VanderZanden, que además de ser la pionera del modelo, la única pure player y la de mayor visibilidad en cuanto a cobertura mediática, es la que más está tratando de provocar la reflexión sobre la regulación de su modelo de uso y el conjunto de prácticas necesarias para encuadrarlo de manera sostenible en las ciudades en las que opera.

El conjunto de normas que propone Bird, y que han incorporado también otros competidores como Lime, que gestiona tanto patinetes como bicicletas, pasa por la recogida nocturna de los patinetes para su carga y revisión. Para ello, ambas compañías cuentan con modelos en los que retribuyen a personas (Chargers, en el caso de Bird, o Juicers, en el de Lime) por salir por las noches con sus vehículos a localizar patinetes mediante la app, transportarlos a sus casas, cargar sus baterías, y volver a dejarlos a la mañana siguiente en sitios designados para rebalancear la disponibilidad, ordenados, estacionados correctamente y listos para su uso. El modelo puede incluir también empleados de la compañía con furgonetas que completan la actividad y recogen igualmente algunos patinetes (unos 40 en el caso de Lime), o depender mayoritariamente de colaboradores externos.

Los patinetes tienen un valor determinado en función de su estado de carga, y la tarea de localizarlos y hacerse con ellos ha sido comparada ya por algunos a las dinámicas de Pokemon Go: una persona puede, en función del número de patinetes que consiga localizar y cargar, puede ganar en una noche algunos cientos de dólares, a cambio de una cantidad de electricidad bastante escasa y, sobre todo, del trabajo necesario para recogerlos y devolverlos. Así, se ha creado un ecosistema de generación de ingresos, los “cazadores de pájaros” o bird hunters, que a partir de algunos artículos que describen jornadas que les permiten obtener entre unos $100 hasta cerca de $600 en una buena noche, han ido popularizando la actividad para convertirla en un creciente fenómeno social entre un público mayoritariamente joven en búsqueda de ingresos adicionales.

En torno a la carga de los scooters surgen todo tipo de actividades, regulares o irregulares: los chargers o juicers reciben los ingresos correspondientes a los patinetes a los que dan servicio a través de depósitos directos en sus cuentas bancarias, pero además, compiten entre ellos para hacerse con los mejores patinetes, se exponen a ser atracados cuando van a por patinetes dejados como señuelos en zonas solitarias, o se encuentran con personas que tratan de localizar esos mismos patinetes para, en lugar de cargarlos y devolverlos a la calle, dedicarse a actividades delictivas como desarmarlos y venderlos por piezas. Así, empezamos a encontrar consejos extraoficiales para “cazadores de pájaros”, como el no acudir a determinados barrios o localizaciones peligrosas, llevar armas defensivas como tasers o sprays de pimienta, o agruparse para “salir a cazar pájaros” juntos y repartirse las ganancias.

De nuevo, una modalidad de la llamada sharing economy basada en la explotación de los ciclos o recursos ociosos: personas dispuestas a invertir tiempo, algo de esfuerzo, sus vehículos y una pequeña cantidad de electricidad a cambio de unos ingresos. Es muy posible que las compañías procedan, tras haber popularizado la actividad, a ajustar las tarifas que ofrecen a esos colaboradores externos para regular sus necesidades y sus costes, pero aún así, muchos chargers afirman que, dentro de unos límites razonables e incluso si los incentivos se redujesen a la mitad, la actividad seguiría resultando interesante y provista, además, de un componente lúdico o incluso cívico.

La viabilidad de la explotación de los patinetes en las ciudades ha sido criticada, comparada con los monumentales excesos de las compañías de bicicletas dockless en China, o ridiculizada aludiendo al supuesto carácter “de juguete” de estos vehículos, pero su uso parece estar creciendo cada vez más en cada vez más ciudades, el dinero en forma de rondas adicionales de financiación hacia estas compañías sigue fluyendo, y este tipo de tácticas de implicación de terceros para tareas como la carga de las baterías podrían suponer un cierto alivio parcial para algunos de los problemas habitualmente citados como más preocupantes. La clave, llegados a este punto, está en el nivel de uso diario que debe mantener un patinete, a razón de un dólar por viaje más quince centavos por minuto, para que la compañía, pagando a personas que lo recogen y cargan por las noches y haciendo frente a los costes derivados de robos y mantenimiento, sea aún capaz de obtener un beneficio. Pero eso de ganar dinero con la actividad, como hemos visto tantas veces en este tipo de modelos, no es el problema ahora, sino una preocupación posterior supeditada al crecimiento.

 

Powered by WPeMatico

Es inminente: las ciudades alemanas ya pueden prohibir circular a los coches diésel más antiguos

Brandenburger Tor 201939 960 720

Ya ha comenzado. Hace unos días el máximo tribunal administrativo de Alemania anunció que las ciudades alemanas tienen carta blanca para prohibir inmediatamente la circulación de los coches diésel más contaminantes. El fallo ha tenido lugar un día después de que Bruselas haya llevado a Alemania ante la corte de justicia europea por incumplir los límites de contaminación.

Hamburgo será la primera ciudad en aplicar la nueva ley, donde ya se ven los primeros carteles restringiendo la circulación en determinadas calles a vehículos anteriores a la norma Euro 6. En esta ciudad ya se han establecido multas para aquellos que infrinjan la prohibición.

Continue reading Es inminente: las ciudades alemanas ya pueden prohibir circular a los coches diésel más antiguos

Nico Rosberg sucumbe a los encantos de la Fórmula E

nico-rosberg-alejandro-agag

Nico Rosberg ha sido uno de los grandes protagonistas de este fin de semana en el e-Prix de Berlín. El Campeón del Mundo de Fórmula 1 se ha dejado ver por el paddock del aeropuerto de Tempelhof -donde se disputa la carrera- y además, ha podido probar el Gen2, el monoplaza con el que se disputará la esperadísima quinta temporada del Campeonato.

Continue reading Nico Rosberg sucumbe a los encantos de la Fórmula E

City as a Service: el palo y la zanahoria

IMAGE: Tallinn free public transportHace cinco años, en 2013, la ciudad de Tallinn, en Estonia, tomó la decisión, tras preguntar a sus ciudadanos en un referéndum, de convertir el transporte público urbano, autobuses, trenes y tranvías, en un servicio gratuito. En aquel referéndum únicamente votó una quinta parte de los residentes, y el escrutinio reveló un resultado afirmativo con un 75% de apoyo.

La idea y sus posibilidades de generalización fueron muy comentadas entonces, han sido reflejadas en multitud de artículos de prensa y académicos, y se han considerado un caso de razonable éxito, aunque, como en toda iniciativa altamente politizada, existen interpretaciones variadas: las autoridades municipales consideran que los beneficios obtenidos por el servicio, financiado mediante unos quince millones de euros en impuestos anuales, superan con creces los costes en los que incurre, estimula la movilidad y el consumo local en la ciudad, y funciona como un incentivo no solo para personas de media renta y baja, sino también para grupos de ingresos superiores. Los críticos afirman que el incremento en el uso de la red de transporte público ha sido como mucho modesto, que ese incremento ha sido muy bajo entre trabajadores de rentas medias y bajas, y que el programa no está alineado con sus objetivos.

Tallinn no está sola en este tipo de iniciativas: tan solo en Francia, veinticuatro ciudades ofrecen transporte público gratuito de manera total o parcial, con modelos que van desde la gratuidad total, hasta otros en los que pagan únicamente en ciertos días o ciertas áreas. En París, la idea se está estudiando y se vincula, posiblemente, con la provisión de alternativas tras la prohibición de circulación a vehículos diesel establecida para el año 2030. En muchas otras ciudades o países, la pregunta de si ese modelo es posible o recomendable está en estudio. En la práctica, son bastantes las ciudades que recurren a esquemas que, sin llegar necesariamente a la gratuidad, sí subvencionan parcialmente el transporte público a sus ciudadanos mediante criterios diversos como la edad, los ingresos o las zonas, aplicando tarifas planas de diversos tipos.

El pasado 15 de mayo, el gobierno estonio anunció su intención de extender el experimento a todo el resto del país, convirtiéndose así en la primera nación con transporte público gratuito. Lógicamente, la zanahoria del transporte público gratuito va acompañada con su correspondiente palo: la ciudad ha encarecido sensiblemente el coste del aparcamiento y ha reducido la oferta de plazas en superficie con el fin de desincentivar el uso del vehículo privado, y ha logrado una sensible reducción de su uso en el centro de la ciudad. Ejemplos como el de Singapur, en donde los ciudadanos no pueden adquirir un vehículo si no se da de baja otro en el parque automovilístico de la ciudad, y en donde circular por la ciudad implica estar pasando constantemente por peajes aplicados mediante cámaras que convierten la experiencia en poco menos que un lujo reflejan el enorme interés en reducir el uso del vehículo privado en un contexto, el de las ciudades, que originalmente fueron, en muchos casos, diseñadas en torno a su uso. La idea de que, por el hecho de residir en una ciudad y pagar impuestos en ella, tenemos derecho a ocupar un valioso espacio en sus calles con nuestra chatarra resulta cada vez más impopular: una sensible cantidad de desplazamientos en las ciudades corresponden precisamente a la búsqueda de esos espacios de aparcamiento.

La iniciativa estonia, por otro lado, cuenta con una importante variable adicional: la llegada de tecnologías como la conducción autónoma o las energías limpias que permitirán reducir de manera sensible el coste operacional del servicio. Algunas ciudades están probando o planeando servicios de autobuses autónomos y eléctricos que ofrecen transporte en determinadas áreas, que podrían convertirse en estándares a medida que la tecnología progresa en su madurez. Al tiempo, otras iniciativas, como las flotas de vehículos en modelos de uso compartido y eficiente que no circulan vacíos en busca de clientes, sino que esperan a ser requeridos mediante una app, se combinan con otras como las bicicletas, los patinetes o el car sharing para dotar de más alternativas a los usuarios de la ciudad, aunque algunos de estos modelos cuenten con numerosas críticas.

¿Nos lleva la evolución tecnológica a plantearnos ciudades en las que el transporte está, de alguna manera, incluido como un servicio más en la infraestructura de la propia ciudad, logrando así modelos de uso más sostenibles, que reducen el impacto de la congestión y de la contaminación? Iniciativas como las descritas nos acercan a un futuro de ciudades más orientadas a los ciudadanos y menos a sus vehículos, a alternativas que propongan un uso mucho más racional de los recursos y a modelos de uso que, salvando las incomodidades lógicas de toda fase de adaptación y cambio de costumbres, podrían tener mucho más sentido, tanto en ciudades modernas desarrolladas en torno al concepto del automóvil, como en otras de trazado más antiguo en las que el uso del vehículo privado genera problemas más importantes y difíciles de solventar. En el fondo, una cuestión de aplicar adecuadamente políticas de incentivos y desincentivos, palo y zanahoria. Una cuestión en la que, sin duda, nos jugamos mucho como sociedad.

 

Powered by WPeMatico

Ford MS-RT Transit Custom: la furgoneta más ‘racing’ del mercado es sólo para Reino Unindo

Ford MS-RT Transit Custom

Es probable que si piensas en modelos de corte deportivo o inspirados en el mundo de los rallies jamás te venga a la cabeza la Ford Transit, pero en Reino Unido la firma ha decidido ofrecer una versión muy especial de esta furgoneta, creada en colaboración con el equipo M-Sport del mundial de rallies.

El modelo en cuestión se llama Ford MS-RT Transit Custom y a simple vista parece la furgoneta más racing del mercado. Además de una agresiva estética con elementos como llantas OZ Racing, esta Transit Custom se ha puesto también a dieta para perder unos cuantos kilos por el camino.

Continue reading Ford MS-RT Transit Custom: la furgoneta más ‘racing’ del mercado es sólo para Reino Unindo

Meghan Markle y el príncipe Harry sucumben a los encantos de un Jaguar E-Type totalmente eléctrico

Jaguar E-Type Zero Concept Harry y Meghan

El sector del automóvil está cambiando tan rápido hacia la energía eléctrica que incluso su llegada ha estado presente en la boda real de la actriz Meghan Markle y el príncipe Harry celebrada ayer en Reino Unido. Ambos salieron de la capilla San Jorge del castillo de Windsor montados en un Jaguar E-Type muy especial, ya que era eléctrico y llevaba el volante a la izquierda.

Continue reading Meghan Markle y el príncipe Harry sucumben a los encantos de un Jaguar E-Type totalmente eléctrico

Un HomePod por 199 dólares bajo la marca Beats y sin Siri para finales de año. Rumorsfera

Beats Altavoz 2

El HomePod aún no está a la venta en más países que los iniciales y ya tenemos rumores sobre una versión más asequible del altavoz de Apple. Sin embargo, las similitudes con otros productos de Beats similares hace que surjan dudas sobre el verdadero producto que Apple tiene entre manos.

Continue reading Un HomePod por 199 dólares bajo la marca Beats y sin Siri para finales de año. Rumorsfera