La realidad del autoconsumo eléctrico en España

La realidad del autoconsumo eléctrico en España

El borrador del Real Decreto introdujo más miedo que regulación sobre el autoconsumo eléctrico en España

El autoconsumo de energía ha sido sin duda uno de los términos más debatidos en los últimos años. Y es que el borrador de la Propuesta de Real Decreto por el que se establece la regulación de las condiciones administrativas, técnicas, económicas de modalidades de suministro de energía eléctrica con autoconsumo y de producción con autoconsumo que, como su propio no era más que una propuesto, ha frenando enormemente el desarrollo y la puesta en marcha de instalaciones propias de producción eléctrica en muchos hogares, y desde luego muchas de las que se han instalado en este periodo, están sin regularizar; todo ello sin haber entrado en vigor y sin planes de que lo haga a corto plazo.

Pese a que el autoconsumo eléctrico está totalmente permitido en España, su expansión por el territorio nacional y los hogares se ha frenado considerablemente, en parte, por la inseguridad jurídica provocada por ese borrador que nunca entró en vigor. En este sentido, muchos se han aventurado a indicar que instalaciones del tipo de las baterías de Tesla serían una utopía en España, pero lo cierto es que a día de hoy no hay ninguna regulación que impida su uso, y desde luego, ningún tributo que grave el peaje de este autoconsumo hasta un nivel de hacerlo injusto o prohibitivo.

Más que nueva regulación, el borrador del Real Decreto de peaje introdujo miedo al autoconsumoPero ¿qué es esto del autoconsumo eléctrico? En pocas palabras, el autoconsumo eléctrico es la producción de energía en el propio punto de consumo mediante cualquier fuente de energía renovable. Este sistema permite un importante ahorro económico y frenar las posibles subidas en la factura de la luz. Ahora, llegados a este punto, en el que la paridad de red es una realidad y es más económico producir energía que comprarla al sistema regulado, el autoconsumo empieza a ser un factor fundamental para la expansión de la tecnología y para su adopción masiva en los hogares.

Como decía, ambos tipo de autoconsumo en el punto de producción, sea instantáneo o diferido (volcado a la red eléctrica o net metering), están cubiertos y amparados por ley, permitiendo instalaciones de hasta 500kW, cifra que es el mínimo para convertirse en vendedor de energía en el mercado libre o como PPA. En este sentido, lo que pretendía este borrador era gravar este autoconsumo con un “peaje de respaldo” y no el balance neto, por lo que para el net metering, toda la energía podría y no consumidas por los hogares de forma instantánea, pasaría a estar reglada por las compañías eléctricas con este peaje de respaldo, algo que implicaba, de media y con los tiempos del momento, suponía un aumento del 27% más caro que el paje que se paga en la parte de fija de factura por el consumo de red.
La aplicación del RD supone aumentar la amortización de una instalación en casi 23 años

Siendo España uno de los países de la Unión Europea con más horas de sol, no es descabellado pensar que la energía solar tenga que ser una de nuestras fuentes de energía, al menos para el consumo de los hogares. La triste realidad es que por parte de los mismos poderes públicos (aunque de distinto color) se incentivó el ahorro energético y la apuesta por las energías renovables, sobre todo la implantación de instalaciones solares y fotovoltaica, se desarrollaron multitud de parques solares privados que generan energía renovables y se la venden después a las eléctricas y ahora parece que eso no vale, o no con la misma fuerza.

Pero lo cierto es que nada de esto importa, hasta ahora era un borrador que de momento no se ha visto convertido en reglamento y desde luego no ha entrado en vigor. Con todo ello, y tal como apuntan desde El Confidencial, esta propuesta ha frenado considerablemente las instalaciones para el autoconsumo eléctrico en España por el miedo a que en el futuro suponga un incremento en la factura eléctrica; cuando realmente debería ser un ahorro y más en un país que energeticamente dependiente, donde la inclusión de este tipo de peajes incrementaría el periodo de amortización de una instalación doméstica de autoconsumo de 2,4kW en casi 23 años.



Powered by WPeMatico